Blog

Un navegador obsoleto es un coche viejo

10/11/2014

De cuanto en cuando leo o escribo a desarrolladores soltando improperios contra navegadores antiguos (léase aquí Internet Explorer 8 y anteriores, que es lo más normal), contra los usuarios que lo utilizan y contra los clientes que piden compatibilidad con estos. 

Lo primero que tenemos que entender es que es comprensible. Compatibilizar el frontend de tu sistema para navegadores antiguos y, a su vez, que funcione de forma correcta en dispositivos móviles y tablets no sólo es complicado sino que suele ser una tarea tediosa. Los navegadores antiguos no disponen de las mismas herramientas de depuración y desarrollo que tienen los nuevos; por lo que encontrar errores y hacer que todo funcione igual de bien que en resto de sitios es algo pesado. Además, los desarrolladores no trabajamos con navegadores de 2005, por lo que estás cambiando la herramienta de trabajo, algo que siempre es un poco traumático.

Pero más allá de que chillemos mucho o poco (al fin y al cabo, es parte de nuestro trabajo y no todo es bonito) el problema es que cuando usas un navegador como IE8, estás usando una tecnología obsoleta con todo lo que eso supone. Digamos que estás intentando ir por una autopista recién construida con un Renault 5 de los 90. Poder, puedes, pero no le vas a sacar demasiado partido.

En primer lugar, ninguna de las directrices que los desarrolladores utilizan para que el sitio se vea bonito las vas a notar. Olvídate de los bordes redondeados, las sombras, transparencias y otros tantos elementos que, simplemente, para IE8 y sus amigos no existen. Por mucho que lleves un Iphone 6 de última generación en el bolsillo, en tu Renault 5 sin bluetooth no vas a poder escuchar espotify 😉

Además, muchas de esas directrices no son meros cambios gráficos sino que afectan a la funcionalidad del sistema por lo que el desarrollador se ve obligado a utilizar otras que son más antiguas y, por ende, más tediosas de usar (si las herramientas nuevas fuesen más difíciles no tendría sentido). El mecánico tiene que trabajar con un destornillador y un trapo, por lo que tardará horrores en arreglarte el problema.

También es posible que quieras que tu vídeo se vea en Ipad (que no soporta flash) y en IE8 (que no soporta HTML5) por lo que el desarrollador tiene que crear una lógica para poder mostrar a cada navegador lo que sabe interpretar. Tu pobre coche es tan lento y viejo, que no puedes ir por los carriles de alta velocidad. Tendrás que conformarte con seguir a los camiones en el carril lento o por la vieja nacional.

Además, como ya hemos dicho, el coche es viejo y salen averías por todos lados. Las nuevas actualizaciones de las librerías pierden compatibilidad con estos sistemas, tienes que hacer malabares para no actualizar, los errores los tienes que arreglar tú sólo ya que la comunidad no da soporte… en definitiva, te vas a pasar la vida en el taller.

¿Y qué pasa cuando tienes un coche viejo, que no funciona con tus últimos gadgets, que se pasa la vida en el taller y que encima tardan en arreglartelo? Pues es es un coche caro de cojones narices.

Por todo esto, tanto tú como yo, hemos llegado a una conclusión:

  • Si eres el propietario de una plataforma, has de saber que compatibilizar con IE8 es caro.
  • Si eres usuario que usa uno de estos navegadores, que sepas que gracias a eso hay gente que trabaja más horas, luego cobra más horas, luego te va a cobrar más por sus productos. Igual merece la pena actualizar 😉
  • Si eres desarrollador, coge estos argumentos y tatúaselos a todo el que te pida compatibilizar tu sistema con su coche roto y viejo. Y si tienes más motivos, cuéntanoslo en los comentarios.
  • Si eres mi madre o un amigo curioso, ¡por fin escribo un post que entiendes! 😛

Tener un navegador nuevo es gratis y mejora tu experiencia como usuario y la nuestra como desarrolladores. Si eres parte de ese 10% de la población que aún utiliza un navegador obsoleto, es hora de que vayas descargando una nueva versión. 

Un saludo, amigos.

 

También te puede gustar…

Caso de éxito: Binfluencer

Caso de éxito: Binfluencer

Binfluencer es otra de las empresas que ha confiado en ASPgems. En este caso de éxito te contamos nuestra colaboración con ellos.

ASPgems icon
C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Hablemos.

A %d blogueros les gusta esto: