Blog

La Ley de Transparencia impulsa los procesos de participación ciudadana

La transparencia como indicador de progreso

Desde que en 2008 España se sumergiera en una crisis económica de la que aún nos estamos tratando de recuperar, se hizo evidente la necesidad de demandar a la actividad pública una mayor transparencia.

No solo la toma de decisiones, los ingresos de los reguladores, así como su actividad económica se descubrió opaca, y en más casos de los que nos gustaría fraudulenta, sino que también se puso sobre la mesa una forma de gestión en ocasiones ineficaz e influenciable a factores que poco o nada tenían que ver con las necesidades de los ciudadanos.

Fue en ese momento cuando comenzamos a oír a hablar cada vez más de la Transparencia. Los medios de comunicación comenzaron a hablar cada vez más de ella, hasta que esta palabra pasó a estar en el lenguaje cotidiano de los ciudadanos que cada vez la gritaban con mayor fuerza. Hasta que, finalmente, el 10 de diciembre de 2013, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

La transparencia, eje fundamental de toda acción política

Esta norma, según indica su preámbulo, contempla que la transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política.

Además, según se incide, “los países con mayores niveles en materia de transparencia y normas de buen gobierno cuentan con instituciones más fuertes, que favorecen el crecimiento económico y el desarrollo social. En estos países, los ciudadanos pueden juzgar mejor y con más criterio la capacidad de sus responsables públicos y decidir en consecuencia. Permitiendo una mejor fiscalización de la actividad pública se contribuye a la necesaria regeneración democrática, se promueve la eficiencia y eficacia del Estado y se favorece el crecimiento económico”.

La tecnología, un factor clave

Pero para implantar esta cultura de transparencia en la que los ciudadanos puedan juzgar mejor deben ser capaces de conocer qué están haciendo las administraciones. Una cultura de transparencia que, entre otras cosas, “impone la modernización de la Administración, la reducción de cargas burocráticas y el empleo de los medios electrónicos para la facilitar la participación, la transparencia y el acceso a la información”, y que no puede convertirse en realidad sin la ayuda de la tecnología.

La importancia de la participación ciudadana en la toma de decisiones

Para incrementar y reforzar la transparencia en la actividad pública se encuentra la participación ciudadana. Si, hace unos años, a nivel local, los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona eran los principales representantes de participación a través de sus herramientas Cónsul y Decidim, ahora para cumplir con esta Ley, cada vez serán más los organismos públicos que que apuesten por ella y, entre otras nuevas acciones, la incluyan en su modo de entender la política y la comunicación con la ciudadanía.

La Ley de transparencia “establece las obligaciones de buen gobierno que deben cumplir los responsables públicos, así como las consecuencias jurídicas derivadas de su incumplimiento -lo que se convierte en una exigencia de responsabilidad para todos los que desarrollan actividades de relevancia pública–.”

Y para velar por su cumplimiento, el 31 de octubre de 2014, el Consejo de Ministros aprobó el Estatuto del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. Un órgano independiente que ya está en funcionamiento.

En ASPgems somos parte activa del cambio

Poco a poco esperamos que cada vez sean más las instituciones públicas que apuesten por esa cultura de transparencia. Desde ASPgems, ya estamos preparados para acompañar a todos aquellos organismos que deseen sumarse a ella.

Por ello, aportamos nuestra experiencia en Rails desarrollando diferentes servicios para promover la participación ciudadana a través de la tecnología, con los que esperamos impactar de forma positiva en la sociedad. Y es que, estamos convencidos de que, cada uno de nosotros, desde su experiencia y campo de actividad, también puede ser parte del cambio. Y tú, ¿cómo ayudas a cambiar las cosas?

ASPgems icon
C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Hablemos.