Blog

Economía Low Cost

09/05/2016
Cuando empezó la crisis del ladrillo muchos colectivos vieron como se hundía su industria. Tengo muchos amigos arquitectos (no de software, sino de los de verdad 😉 ) que vieron desaparecer sus estudios de arquitectura. Equipos de 10 a 20 personas que desaparecieron por la falta de trabajo.
En los últimos 3 o 4 años el mercado de la arquitectura ha cambiado y ahora muchos arquitectos (que ahora trabajan solos como freelances) compiten en precio para conseguir algún proyecto. El precio se ha convertido en el principal criterio de compra.
Reconozco que cuando lo veía desde la barrera siempre pensé que eso era el libre mercado y que la competencía haría que sólo sobrevivieran los mejores. Los arquitectos se quejaban de que se había perdido el interés por la buena arquitectura en favor del precio. Muchos de sus clientes prefierían un proyecto hecho por un arquitecto joven sin experiencia pero barato que el de un arquitecto con trayectoria.
 
Pero igual estaba equivocado y ahora que creo que está pasando lo mismo en el mundo de desarrollo de software.
 
Estamos viviendo una economia “low cost”,  todo lo que es “low cost” triunfa:
  • Preferimos pagar mucho menos por un viaje de avión sin que la seguridad de la compañía nos importe demasiado. Preferimos pensar que es la misma aunque los expertos dicen que no es así.
  • Compramos marcas blancas porque son mas baratos y la calidad la valoramos menos.
  • La marca de moda que triunfa es fundamentalmente barata
  • etc.
 
Y si nos centramos en el mundo del desarrollo de software yo creo que está empezando a pasar lo mismo. El precio se ha convertido, no en uno de los criterios de compra, sino en el único criterio de compra. El mercado valora el kilo de programador al peso, sin que pesen demasiado ni la experiencia del mismo, ni el entorno de trabajo ni el equipo que tiene al rededor. 
Quizás nadie lo va a reconocer, todos los equipos de compras y los que toman las decisiones en los clientes dirán que no es cierto, que es muy importante la calidad y que se valora la experiencia del equipo y las personas. Pero que no se diga en voz alta no quiere decir que no sea verdad.
 
Buena prueba de esto es como se está configurando un mercado en el que las empresas que mas crecen son las “cárnicas”, empresas que bordean la legalidad ocupando el mercado que debería ser cubierto por las ETTs y en las que tienen el mismo valor o muy parecido un licenciado en historia con un curso de Java de 6 semanas, que un apasionado de la informática que lleva 3 años programando y quiere dedicar toda su vida al desarrollo de software.
 
Lo que yo ahora ya no tengo tan claro es que el hecho de que la industria del software se convierte en una industria «low cost” sea algo bueno para todos.
A mi nunca me ha gustado preocuparme por los costes, siempre he sido partidario de preocuparme mas de la aportación de valor y quizás por eso no me guste que seamos una industria «low cost”, pero igual ya no tiene remedio. 

 

También te puede gustar…

Caso de éxito: Binfluencer

Caso de éxito: Binfluencer

Binfluencer es otra de las empresas que ha confiado en ASPgems. En este caso de éxito te contamos nuestra colaboración con ellos.

ASPgems icon
C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Hablemos.

A %d blogueros les gusta esto: