¿De qué hablo cuando hablo de aprender?

Voy a confesar algo. Hasta hace relativamente bien poco tiempo me dedicaba a algo supuestamente totalmente distinto al desarrollo de software. Vale, hasta aquí no es algo extraño pero voy más allá: lo reconozco, #yotambiénsoypedagogo (Rocío, ¡no estás sola!). Psicopedagogo para más inri.

Y no lo oculto, al contrario, lo intento poner en valor cada día, no haciendo alarde de mis licenciaturas, másteres y demás años de estudios aburridos, sino recordando el objetivo fundamental que perseguí en todos esos años de profesión: optimizar los procesos de aprendizaje de las personas con las que trabajaba.

Haciendo bueno el refrán: “En casa del herrero cuchillo de palo”, no fue hasta que empecé en esto de la programación cuando vi la necesidad de aplicarme a mí mismo este mantra.

Hay infinidad de recursos para formarse: bibliográficos, online, presenciales,… Pero creo que es necesario diferenciar entre las técnicas-herramientas-materiales y los componentes que conforman el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Sin lugar a dudas, para mí el elemento fundamental que propicia el desencadenamiento del proceso de aprendizaje es la motivación. No voy a dedicarme ahora a revisar las distintas teorías que sobre la motivación se recogen en los manuales de psicología. Me quedo con el modo en que Sir Ken Robinson aborda el asunto en su obra El Elemento.

Y es por ello que me parece un privilegio formar parte del equipo de Neurok, una plataforma de formación colaborativa basada en los principios de la neurodidáctica, desarrollada por ASPgems, que pone el foco en cómo motivar al alumnado facilitando un entorno apropiado en el que las interacciones entre los participantes generen las sinergias necesarias para hacer participes a todos de la producción de los contenidos.

Otro componente indispensable del proceso de enseñanza-aprendizaje es el lenguaje. Utilizamos el lenguaje cuando pensamos, cuando soñamos, cuando escribimos…

Escribir ha sido siempre considerada una técnica de estudio. ¿Quién no hizo copiados en la escuela? Sin quitarle valor a la automatización que se puede conseguir con este tipo de actividades yo prefiero una escritura más “consciente”. Esta es la razón que me ha animado a comenzar una serie de tutoriales técnicos sobre el desarrollo con Flutter.

Flutter es la nueva herramienta de Google para el desarrollo de aplicaciones multiplataforma. Debido a su potencial ha sido adoptada por el equipo de mobile de Neurok para el desarrollo de las aplicaciones móviles de la plataforma.

Pero, a decir verdad, las publicaciones no son tutoriales de mi autoría. Como ya dije en un principio, existen infinidad de recursos educativos. Sobre Flutter en concreto el crecimiento de recursos de todos tipos (blogs, cursos online, canales Youtube, …) es exponencial. Por eso, me he decidido a traducir el material que Matej Rešetár viene publicando periódicamente en resocoder.com, dada su calidad.

De este modo puedo trabajar por un lado aspectos técnicos de Flutter (estos tutoriales abordan aspectos de nivel medio y avanzado), pero también la traducción e interpretación de documentos en inglés. Además considero que puede ser una aportación importante a la creciente comunidad flutteriana. Estos tutoriales los iré publicando en mi cuenta de dev.to además de en este blog.

Por supuesto, antes de comenzar con esta tarea contacté con el autor quien me dio su total aprobación para que la llevara a cabo.

Pero es, a mi entender, cuando exponemos nuestras ideas, cuando verbalizamos nuestros pensamientos, cuando nos damos la oportunidad de hacer consciente nuestro mensaje y comprobamos que los matices pueden aportar (y también restar porque, ¿qué sería del aprendizaje sin el error?).

“Enseñar para aprender, no hay más”

Como siempre digo, la mejor manera de aprender es enseñando: “Enseñar para aprender, no hay más”.

Es la razón por la que también hemos iniciado un grupo de trabajo en mi ciudad, Jaén, en la que estableceremos ciertos encuentros para llevar a cabo talleres, live codings y charlas sobre Flutter.

Sin duda y para acabar, es, sin lugar a dudas, la práctica diaria la que nos hace aprender. Para mí es el mayor atractivo de esta profesión, el poder aprender algo nuevo cada día. Tengo, además, la suerte de trabajar en ASPgems, una empresa en la que, por su filosofía, se apoya y anima a llevar a cabo todo este tipo de iniciativas personales y profesionales.

Un artículo de Antonio Cantero, desarrollador de ASPgems