El blog de ASPgems

Siguiendo el día a día de ASPgems

Cómo hacer software para la transformación digital

Cómo hacer software para la transformación digital

Pocos ya dudan que estamos asistiendo a una nueva Era, con cambios sólo comparables a lo que supuso el inicio de la agricultura y la ganadería o el uso y democratización de la electricidad.

Diamandis publicó hace unos pocos años su libro Abundancia, donde nos explicaba que estamos acostumbrados a pensar en términos de escasez, una herencia  del pensamiento de la revolución industrial donde la eficiencia y la eficacia eran claves para poder producir más, reduciendo los costes marginales y así satisfacer una demanda que no dejaba de crecer.

La emergencia de una nueva economía digital.

Pero ahora sí que ha dejado de crecer o, al menos en occidente.  Eso supone que el 75% de las empresas del S&P 500 no llegarán a 2017, cuando la tendencia en 1980 era 35 años de supervivencia empresarial y de 61 en 1958. (Reuters)

Empezamos a conocer nuevas empresas con nuevas propuestas de valor y modelos de negocio radicalmente diferentes a lo que hemos conocido: la mayor empresa hotelera del mundo no tiene hoteles, la mayor compañía de música no produce música, la mayor empresa de contenidos audiovisuales no basa su negocio en hacer películas en tener cines y una de  las mayores empresas de transporte no tiene medio de transporte. Tienen software.

Sin embargo, nos cuesta mucho estar preparados para este nuevo paradigma; seguimos pensando en términos de linealidad y tomando decisiones conforme a los datos que tenemos, cuando la realidad es que todo aquello que no conocemos es tan grande que terminará por afectarnos más.

Nuevas claves para afrontar el futuro

En ésta línea, la propuesta de Sara Sarathy es afrontar los proyectos en términos de máxima pérdida asumible, que recomendamos a nuestros clientes a la hora de explorar nuevas formas de negocio.

Este cambio de paradigma requiere cambios que no son sencillos:

  • Una nueva gestión del riesgo. Fail fast, fail often, fail forward. El coste del error ha caído y está íntimamente relacionado con el coste de la tecnología. El coste del error sube conforme avanza el proyecto; es por eso que durante años hemos invertido muchos esfueros en evitar ese error con especificaciones y descripciones funcionales. Las nuevas tecnologías hacen que el coste del error haya bajado tanto que sea más interesante “learning on the job”, desarrollar rápido y adaptar la tecnología a lo que las métricas nos digan. De ésta forma, enfocamos los proyectos en términos de lo que Sara Sarasvathy llamó la "máxima pérdida asumible".
  • Necesitamos nuevas formas de crear productos digitales. “Si tu producto no te da vergüenza cuando sales es que has llegado tarde” es lo que suele decir Reid Hoffman, CEO de Linked-in. Para ello, usa metodología LEAN: desarrolla tu idea, mide, aprede y vuelve a aplicar otra idea y repite el círculo lo más rápido que puedas.
  • Colaboración; entre el equipo y entre el equipo y el cliente. Nuevas técnicas de desarrollo y nuevas herramientas permiten que la colaboración se más efectiva; herramientas de gestión ágil en las que el cliente y los equipos confluyen estableciendo prioridades y pueden ir modificando el proyecto a medida que se va desarrollando facilitan que el cliente sea uno más en el proyecto y pueda tomar decisiones basadas en la transparencia. Repositorios de código en remoto y controles de versiones del mismo hacen que los equipos puedan trabajar con independencia y autonomía y con estrecha colaboración entre ellos.
  • Menos es más. Infrautilizamos la mayoría de las aplicaciones y herramientas a nuestra disposición; no por torpeza o pereza, sino por falta de utilidad, tan solo empleamos el 20% de las funcionalidades que conllevan. Nosotros nos centramos en ese 20% que aporta valor al cliente y quitamos ruido en nuestras aplicaciones. No construimos modelos, sino que iteramos con la realidad. Tecnologías flexibles, ágiles y escalables hacen rentable contruir una idea rápida y ver cómo opera con la realidad.
  • Diseñamos con nuestro clientes un Mínimo Producto Viable, centrándonos en ese 20% de que hablábamos antes, y llegando antes que nadie al mercado. Medimos y evolucionamos El que manda es el usuario. Medimos el uso de una aplicación y actuamos en consecuencia o buscamos nuevas maneras de enfocar los problemas que intentamos resolver.
  • Darwinismo funcional. Cuando nos sentamos a desarrollar un proyecto web el número de ideas, de funcionalidades, de opciones,  de cosas que les gustaría poder hacer a los usuarios tiende a crecer. Empezamos con unas pocas pero la versatilidad de la red y la capacidad de imaginación y creatividad de las personas hace que el número crezca como la entropía. Pero los recursos son limitados, no podemos o no debemos hacerlas todas. Lo mejor es utilizar los principios de la: aquellas funcionalidades mas adaptadas son las que deben quedarse en nuestro proyecto. Aquellas que combinan relevancia, facilidad de desarrollo, impacto en el negoico, estadísticas de uso...

Servicios que añaden valor a nuestra propuesta.

Desarrollar software de calidad y que acompañe los procesos de transformación digital no es fácil. Desarrollar las competencias necesarias para la entrega continua de software tampoco, pero son claves para poder ofrecer servicios de calidad a nuestros clientes.

Desarrollar dichas competencias, no solo de forma individual, sino en equipo, de forma estandarizada requiere años de experiencia y pasión por la innovación.
Estos son los servicios con los que acompañamos nuestros proyectos por defecto, sin coste añadido, con el objetivo  de que la tecnología no sea un problema para poner en marcha nuevas ideas de negocio.

  • Entregamos los proyectos con aprovisionamiento y deploy integrado.
  • Sistemas de monitorización continua.
  • Sistema de gestión de errores por defecto.
  • Test de calidad del código.
  • Sistema de control de versiones distribuido.
  • Varios entornos de desarrollo.
  • Formación continua.

Añadir nuevo comentario

Desarrollo Web

Desarrollo Web
Co-creamos con nuestros clientes las mejores soluciones ágiles.

Etiquetas

Nuestra revista

View my Flipboard Magazine