Blog

Aterrizando en una tierra y empresa distinta

07/10/2015

Hace ya un año y medio que he llegado a Madrid y a ASPgems. Recordando aquellos días, veo mi crecimiento tanto profesional como personal. Nada más llegar con mi preciosa hermana, me dediqué a buscar piso y en nada, ya tenía uno. Se podría decir suerte. O no.

A los dos días llegué a ASPgems, gracias a la ayuda del CTO. Nada más entrar, fueron muy amables conmigo y me sentí super acogida, haciéndome sentir como una más en la empresa. Pero esa no fue la primera vez; cuando no había llegado todavía a Madrid,  Agustín Cuenca, mi actual jefe,  me ofreció unirme a su equipo, cuando coincidimos en el evento Startup 2013 de Gran Canaria y desde la oficina me ayudaron a gestionar cualquier cosa.

Mi estado emocional era un poco caótico, porque sentía que había estado encerrado en una jaula y que, por fin, podía volar. Pero claro, ¿qué pasa cuando sales por primera vez sola de esa jaula, en libertad, sintiendo que era el momento que siempre habías querido? Que estás eufórica y como “perdida” o “dispersa”.

Todo me resultó increíble, flipante… y solo quería más, más, más… con el inconveniente de que no estaba serena y que estaba en un proceso de adaptación hacia una nueva vida, para mí, magnífica. Este proceso no ha sido como coser y cantar. Ha sido curioso para mí, por llamarlo de algún modo. Aprender a priorizar, a caminar y no a correr para hacer o terminar algo, para empezar algo nuevo siempre con ansias, a trabajar en una empresa como ASPgems… En definitiva, aprender a gestionar todos los aspectos que me iban surgiendo. Ha sido increíble todo lo que he aprendido y que agradezco muchísimo.

Mis compañeros han estado ahí en cada momento que he necesitado ayuda, o simplemente se han preocupado por mí para llevarme por camino correcto (y para la empresa, claro está), o aconsejarme. Uno de los momentos más emotivos que he tenido hasta ahora y que nunca olvidaré, es cuando uno de mis compañeros, dio una pequeña charla de navidad y me señaló diciendo que era su “hermana”. Para mí fue un gran regalo, pues no estaba pasando por un buen momento con el proyecto en el que estaba y esas palabras, que no esperaba para nada, me llegaron muchísimo. A día de hoy, no paro de aprender, pero esta vez con total serenidad, aportando todo cuanto sé y puedo, creciendo cada vez más, pues no se merece menos esta empresa ni yo. Es un privilegio trabajar aquí. Muchas gracias ASPgems.

También te puede gustar…

Caso de éxito: Binfluencer

Caso de éxito: Binfluencer

Binfluencer es otra de las empresas que ha confiado en ASPgems. En este caso de éxito te contamos nuestra colaboración con ellos.

ASPgems icon
C/ Sextante, 9
28023 Madrid,
España

Hablemos.

A %d blogueros les gusta esto: